Pues no, a pesar de que tenga nombre de Pokemon, el Poka Yoke no tiene nada que ver con un juego de atrapar animales raros.

El Poka Yoke se trata de un mecanismo o técnica de calidad aplicado para evitar errores dentro de los procesos y métodos de trabajo y que ayuda a mejorar la eficiencia de las líneas de producción minimizando los tiempos empleados.

Esta técnica, también conocida como sistema a prueba de errores, trata de mejorar la calidad y el resultado final de los productos y garantizar la seguridad tanto de los operarios como de la maquinaria empleada.

Su principal impulsor, el ingeniero Shigeo Shingo, solía decir que la causa de los errores está en los trabajadores (ya hablaremos de esto en otra entrada) y que las fabricaciones defectuosas se producen porque estos errores no se corrigen a tiempo.

Tendiendo esto en cuenta un Poka-Yoke debe de solucionar dos problemas importantes:
– Impedir que los trabajadores cometan errores.
– Advertir sobre el posible error, haciéndolo tan visible que no se pueda cometer de manera inconsciente.

La clave principal para que este tipo de mecanismos funcionen correctamente está en su sencillez. Cuanto más simple y más fácil de aplicar es, mayor será su capacidad para cumplir su cometido. Debe ser un mecanismo que con muy poco tiempo de implantación, se vuelva prácticamente inconsciente haciendo que los trabajadores lo realicen sin darse cuenta de ello.

Una de las principales ventajas de su implantación es el aumento de la velocidad de fabricación y la reducción de costes producidos por reprocesos o reparaciones fácilmente evitables, lo que en definitiva implica un aumento en la eficiencia de la fabricación.

Pero este tipo de sistemas no sólo se aplican en el sector industrial. Algunos ejemplos que podemos ver en nuestro día a día son las tarjetas SIM, a las que les falta una esquina para que sólo sea posible colocarlas en una posición o los conectores USB que solo permiten su conexión en una determinada postura siendo imposible conectarlos de manera errónea.
Y ya puestos a poner ejemplos, algunos de los que no vemos de una manera tan sencilla pero muy involucrados en el sector industrial son códigos de colores para la conexión de clemas o cables, carros de transporte con todas las piezas necesarias para un proceso de montaje bien definidas o la imposibilidad de hacer determinadas tareas en un ERP sin haber realizado otras previamente.

Ya para terminar, y a título personal quiero añadir que en varios libros que he leído sobre este tema se añaden los avisadores acústicos y luminosos y las barreras fotoeléctricas como parte de estos sistemas de control a prueba de errores aunque personalmente prefiero enmarcarlos dentro de las herramientas de seguridad y prevención de riesgos laborales.

Es importante mencionar que tanto los mecanismos de seguridad a prueba de errores como los sistemas de prevención de riesgos laborales son procesos que deben estar intimamente relaccionados para garantizar su éxito y funcionabilidad.

¿Qué es el Poka Yoke?
Tagged on:         

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: