No pretendo que esta entrada sea la típica que indica que documentación es necesaria conseguir, que legislación consultar o los pasos necesarios para hacer una homologación. Con esta entrada pretendo que la gente que critica las homologaciones tenga una visión diferente de lo que son y por que son tan necesarias.

Muchos hemos oído hablar de transformaciones, modificaciones y completado de vehículos y de cómo es necesario homologar esas reformas para que ese vehículo pueda circular.

Para empezar diremos que una homologación no es mas que un proceso para certificar, en base a una serie de documentos y pruebas, que una modificación realizada en un vehículo cumple la normativa vigente y no interfiere en la seguridad de sus ocupantes ni en la del resto de usuarios de la vía pública. O dicho de otra manera, una homologación sirve para certificar que los cambios hechos en el vehículo no ponen en peligro a nadie.

Ahora viene lo gracioso:
En muchas ocasiones he escuchado a gente quejarse de que al ir a pasar la ITV no se la han dado como favorable sólo por una “pequeña modificación” que le habían hecho al vehículo y que ahora tiene que homologar esa “pequeña modificación” antes de poder pasar de nuevo la inspección. Generalmente la conclusión de esta gente suele ser que los trabajadores de estas estaciones son unos ladrones, sólo piden la homologación para ganar dinero y que en realidad es un papel que no sirve para nada y hacerlas es una tontería.

Bien. Para realizar una homologación de una reforma, completado o modificación en un vehículo, ya sea mecánica o estructural, es necesario tener una formación tanto en el campo de la automoción como en el campo legislativo. Y esta formación garantiza que la persona que realiza esta homologación está capacitada para asumir las consecuencias de cualquier tipo de accidente o incidente derivado de esa modificación. Dicho con otras palabras, la persona que firma la homologación se hace responsable de todas las consecuencias que pueda tener que el propietario del vehículo decidiera hacer esa modificación.

En muchas ocasiones estas modificaciones no suelen ser muy importantes y parece lógico pensar que no tiene por que ocurrir nada, pero los juicios de valor en la ingeniería y la seguridad ya sabemos que no sirven.

Pongamos un ejemplo:

Cambiarle lo latiguillos de freno a una moto sustituyendo unos de goma por unos metálicos garantiza una mayor fuerza de frenada al eliminar parte de las pérdidas de presión originadas por la dilatación de las gomas y transmitiendo de una manera mas eficiente la presión ejercida al mecanismo de frenado. Pero este aumento en la fuerza de frenado puede generar mayores esfuerzos en otros elementos del vehículo y provocar una rotura por fatiga de alguno de ellos que en circunstancias normales no debería producirse.

Es cierto que en todos los proyectos de diseño en ingeniería se trabaja con unos coeficientes y unos márgenes de seguridad que, en este caso en concreto, pueden absorber este aumento en los esfuerzos al ser muy reducidos, pero esto lo tiene que firmar una persona capacitada para ello asumiendo los riesgos de su decisión.

En resumen, la próxima vez que escuchéis decir a alguien que las homologaciones sólo están para ganar dinero pensar que la persona que firma esa homologación ha tenido que formarse para poder hacerlo y que está asumiendo las consecuencias de lo que pueda pasar con esa modificación.

Un par de aclaraciones.

  • No todas las homologaciones cuestan lo mismo por que no todas llevan el mismo tiempo ni requieren de los mismos procesos o la misma documentación para llevarlas a cabo.
  • Todas las modificaciones que se realizan en un vehículo requieren de una homologación. Las que no es necesario que las realice el propietario es por que ya las ha realizado el fabricante o por que el ministerio de industria ya ha considerado que no alteran la seguridad del vehículo.

Muchas gracias por vuestro tiempo.

Las homologaciones de vehículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: