Hace unos días, hablando con una persona que considero una eminencia dentro del campo de las auditorías y consultorías industriales surgió el tema de las diferencias entre las inspecciones y las auditorías.

En esta conversación nos preguntó cual era para nosotros la principal diferencia y muchos cometimos el error (muy común he de decir) de tener en cuenta la programación, ya que parece que una inspección no está programada y puede producirse en cualquier momento (inspección de hacienda, por ejemplo) mientras que una auditoría tiene que ser programada y coordinada con la empresa auditora, planificando una serie de citas y reuniones para que pueda ser realizada.
Sin embargo, la inspección reglamentaria de baja tensión por ejemplo se realiza cada 5 años, al igual que otros tipos de inspecciones como las relacionadas con las calderas de gas o los depósitos industriales de combustible, que también tienen una fecha programada, a si que esta diferencia no debe ser la principal.

Tanto las inspecciones como las auditorías tienen muchas cosas en común que pueden dar lugar a confusión, pero vamos a centrarnos en la que seguramente sea la principal característica que las diferencia, que es La temporalidad.

La principal diferencia entre auditorías e inspecciones reside en saber en que tiempo se está analizando la situación. En una inspección valoramos lo que está sucediendo ahora, en el presente, por ejemplo cuantos trabajadores de una empresa están recibiendo formación. En cambio en una auditoría valoramos un periodo de tiempo mas amplio, no solo el presente sino también el pasado, cuantos trabajadores han recibido esa formación y el futuro, cuantos la van a recibir para poder hacer una correcta valoración del plan de formación de la empresa.

Es importante decir que esta no es la única diferencia entre inspecciones y auditorías, y que podríamos mencionar mas características por las que es fácil distinguirlas, pero seguramente si sea la mas importante y en la que primero nos debemos fijar para evitar confusiones.

Espero que la próxima vez que alguien os haga una inspección no os engañe para que le presentéis informes o documentación de actividades pasadas o de planes de futuro que no tendría por que verlos.

Muchas gracias por vuestro tiempo.

Diferencia principal entre inspección y auditoría
Tagged on:             

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: