Ojalá con el paso de los años todos siguiéramos teniendo la mentalidad que teníamos de niños y con la que le intentábamos buscar explicación a todo. Cuando estábamos constantemente preguntándonos por qué pasaban las cosas y por qué esas cosas que provocaban otras cosas eran posible.
Algo así fue lo que le hizo a Sakichi Toyada desarrollar la idea de los 5Why? o 5 ¿Por qué? para la industria Toyota durante su gran transformación en la gestión de la productividad industrial.

La metodología de trabajo de esta técnica es muy sencilla.

Lo primero a la hora de solucionar una incidencia o una no conformidad es encontrar el proceso interno que ha fallado para que esta se produjera, y la mejor forma de encontrar este proceso es preguntarse la veces que sea necesario por qué se ha producido la incidencia, e ir enlazando las preguntas hasta que las respuestas nos indiquen el proceso buscado.

Vamos con un ejemplo para que sea mas fácil de entender.

No conformidad: El resultado de una línea de producción no cumple con los criterios de calidad de la empresa.

(1)      ¿Por qué no cumple con estos criterios?
El acabado superficial de uno de los productos no es el adecuado.

(2)      ¿Por qué el acabado superficial no es el adecuado?
La máquina encargada del proceso no tiene la herramienta empleada para realizarlo en correctas condiciones.

(3)      ¿Por qué no está la herramienta empleada por esta máquina en correctas condiciones?
Debido a un exceso de horas de trabajo.

(4)      ¿Por qué se han excedido las horas de trabajo de esa herramienta?
No se dispone de la herramienta sustitutiva para poder cambiarla.

(5)      ¿Por qué no se dispone de esta herramienta sustitutiva?
No se han realizado las funciones de mantenimiento en su debido momento.

Como vemos en el ejemplo, el resultado de la no conformidad reside en un fallo en el proceso de mantenimiento, el cual habría que mejorar para evitar que se repitiera esta situación.

Es importante tener en cuenta a la hora de utilizar la técnica de los 5Why que la respuesta mas fácil ante cualquier ¿Por qué…? es culpar a la persona encargada del paso anterior, pero a estas alturas ya sabemos que…

En un proceso industrial no son las personas las que cometen errores, si no los procesos internos los que fallan permitiendo que las personas los cometan.

He querido utilizar este ejemplo porque una de las ventajas o inconvenientes del sistema de los 5Why reside en la diferenciación de las posibles causas del problema en función de quien responda a las preguntas realizadas.

Muchos directores de producción consideran esta variabilidad en las respuestas como un inconveniente al no poder llegar a una causa concreta y directa sobre el problema inicial, no obstante, otros tantos entre los que me incluyo lo consideramos una ventaja, ya que con ella se pueden descubrir varios procesos que desencadenan en la misma incidencia, haciéndonos llegar a la conclusión de que la combinación de pequeños fallos en alguno de estos procesos es suficiente para producir una no conformidad que quizá no sería tan evidente en el caso de que se produjera el fallo en sólo uno de ellos.

Volvamos al ejemplo anterior:

(5)      ¿Por qué no se dispone de esta herramienta sustitutiva?
El departamento de recambios no realizó el pedido de esta herramienta a tiempo.

Como vemos, hemos llegado a la conclusión de que no sólo ha podido fallar el proceso de mantenimiento de la máquina, si no también el proceso de pedido de mercancía, por lo que será necesario comprobar el desarrollo de ambos departamentos para garantizar que la no conformidad no se repite.

Ya para terminar diremos que el número 5 de esta técnica es simplemente orientativo. Se la llama la técnica de los 5Why porque se considera que el proceso que desencadena el fallo se responde con la pregunta número 5, no obstante puede haber casos en los que este proceso lo encontremos en la pregunta número 4 o 6, dependiendo de la complejidad del diagrama productivo de la empresa.

Muchas gracias por vuestro tiempo.

¿Por qué…? ¿Por qué…? ¿Por qué…? ¿Por qué…? Y ¿Por qué…?
Tagged on:             

One thought on “¿Por qué…? ¿Por qué…? ¿Por qué…? ¿Por qué…? Y ¿Por qué…?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: