Muchos de los grandes directivos o gerentes de las nuevas empresas que están surgiendo en estos días alardean de los grandes equipos de trabajo que tienen y de cómo saben gestionar estos equipos, pero… ¿Son realmente equipos de trabajo o mas bien grupos de trabajadores que obedecen a un líder?

Seguramente muchos de nosotros hemos tenido que realizar trabajos en grupo a lo largo de nuestra vida, ya sea en pequeños proyectos a lo largo de nuestra formación o en empresas en las que hayamos trabajado, y todos recordaremos que en nuestros trabajos en grupo cada uno de los componentes tenían una tarea asignada, un trabajo concreto que hacer y que en ellos siempre había un líder que medía el éxito del resultado en función de la calidad del trabajo de cada uno de sus miembros. Esto es principalmente lo que diferencia un grupo de un equipo.

En un grupo cada persona tiene una tarea claramente diferenciada, se puede producir competencia entre varios miembros y hay un líder que lo gestiona y valora en función de los resultados individuales de sus componentes.

En un equipo de trabajo ocurre totalmente lo contrario.

Es cierto que guardan similitudes como compartir el espacio de trabajo y trabajar para conseguir el mismo objetivo, pero la metodología de trabajo entre uno y otro son muy diferentes.

En un equipo no hay responsabilidades ni tareas individuales. Tanto las obligaciones de trabajo como los éxitos o los fracasos son del equipo al completo y no de uno de sus miembros, y la toma de decisiones se realiza en consenso entre todos los miembros del propio equipo.

En los equipos hay un sólo trabajo que hacer, y para llevarlo a cavo se juntan el número de trabajadores necesarios. Esto quiere decir que los equipos de trabajo están compuestos por un número limitado de trabajadores y no cualquier trabajador puede formar parte del mismo.

 

Una trabajador puede ser el mejor de un grupo desempeñando su función pero no aportar lo suficiente para ser miembro de un equipo.

Podemos resumir esto diciendo lo siguiente:

Las personas que pertenecen a un equipo de trabajo poseen una característica común: La motivación por conseguir los objetivos fijados, mientras que en un grupo de trabajo el objetivo es individual para cada uno de sus miembro y el resultado final se obtiene juntando el trabajo de todos sus componentes.

Muchas gracias por vuestro tiempo.

¿Trabajo en grupo o equipo de trabajo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: