A día de hoy, y siguiendo los procesos industriales de fabricación y producción actuales, parece que para conseguir el máximo nivel de productividad en una empresa hay que elegir entre la filosofía Lean y los procesos de automatización, ya que parece que son metodologías de trabajo enfrentados, pero esto no es así.

A la hora de valorar las mejores opciones para conseguir la mayor productividad en una empresa tenemos que comprender que la filosofía Lean y la automatización son sistemas complementarios.

Antes de ponernos a diseñar una máquina que facilite o acelere el trabajo de los empleados es necesario tener en cuenta si ese trabajo es realmente necesario para conseguir el mayor beneficio para la empresa o si realmente no aporta valor a la producción y lo podemos considerar un desperdicio, algo de lo que se ocupa la filosofía Lean.

Es decir, antes de decidirnos por la automatización de ciertos procesos industriales en la empresa, tenemos que analizar muy a fondo la metodolgía de trabajo de la empresa aplicando la filosofía Lean, de forma que podamos garantizar que la automatización de esos procesos dentro de la empresa es el siguiente paso para mejorar la productividad y que no vamos a incurrir en un gasto innecesario.

Vamos a valorarlo con un ejemplo:

Tenemos una fresadora que también utilizamos como taladro. Podemos entender que resulta una opción mas sencilla y mas económica utilizar una herramienta que sirva tanto para fresar como para taladrar eliminando así el tiempo de cambio de herramienta, que sabemos que está considerado como una muda dentro de la filosofía Lean, antes que diseñar un mecanismo con el que automatizar el proceso de cambio entre fresa y broca.

No obstante, a día de hoy, sabemos que hay fresadoras industriales en las que es necesario el cambio de herramienta para poder fabricar una pieza que ha sido diseñada y que este proceso está totalmente automatizado para minimizar este tiempo de cambio.

En este caso, el de estas fresadoras con cambio de herramienta, se han analizado las opciones de la filosofía Lean, se han utilizado la mayor cantidad posible de herramientas polivalentes y ha sido necesario añadir un mecanismo automatizado para el cambio de herramienta, ya que era el siguiente paso para poder conseguir la mejora de la productividad.

Con esto podemos ver como la filosofía Lean y la automatización de procesos están muy relacionados, se complementan uno con otro y es necesario que se valoren de forma conjunta para conseguir mejorar la productividad de la empresa.

Muchas gracias por vuestro tiempo.

¿Lean Manufacturing o automatización?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: